GeneralMitjansOpinióTendències

ADBLOCKING: ¿defenderse de la publicidad?

Aunque pueda parecer un contrasentido, en mis clases en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna suelo decirles a mis alumnos que, en tanto que consumidores, estamos un tanto vacunados contra la publicidad. Es más, les insisto en que debemos estarlo. Y para contextualizarles la afirmación les muestro unos datos, que actualizo cada año, sobre la saturación publicitaria en televisión: según la Interactive Advertising Bureau – IAB–  la televisión es percibida como el medio de comunicación más saturado por la publicidad situándose, en una escala de 0 a 10, en el punto 8,6.

La saturación publicitaria en televisión se suele entender como el porcentaje de tiempo que ocupa la publicidad en una cadena televisiva en relación con el tiempo total que esa cadena dedica a la programación o, también, en relación con el tiempo máximo autorizado para publicidad que la legislación permite en cada momento. En determinados momentos de nuestra historia televisiva reciente, algunas cadenas han llegado a tener un índice de saturación media por encima del 75 %, es decir, que de cada 100 minutos de programación, 75 se han dedicado a los anuncios en algún u otro formato.  Nos encontramos, pues, ante un fenómeno que, a pesar de estar regulado por ley, parece traspasar más de una línea roja que, lógicamente ha comportado sanciones para las televisiones infractoras y, lo que es peor para los anunciantes, el rechazo a esa publicidad por parte de los consumidores.

A pesar de esta realidad, el debate con mis estudiantes no tiene demasiado recorrido cuando hablamos de televisión: “es que nosotros no vemos casi televisión…”,me apuntan. Al escuchar esto, me sorprendo y me pregunto si eso, dejar de ver la tele, será su vacuna contra la publicidad en televisión. Pero, rápidamente, me asalta mi faceta de profesor e investigador y consulto fuentes varias que me arrojan datos muy reveladores: la penetración del medio televisión entre la franja de edad de los 14 a los 24 años está cerca del 80%…! O sea…que sí ven tele… pero parece que la consumen de otra manera. En este sentido, otras fuentes recientes indican que el 73% de los menores de 24 años solo consume televisión a través de internet.

Y ahí es donde empiezo a replantearles el tema de discusión de este artículo, la saturación publicitaria en internet. “¿Estáis vacunados contra la publicidad en la red?”. La pregunta, a algunos cuando menos, ya les resulta más difícil de responder porque son nativos digitales y lo de “navegar” les es consustancial. Pero ahí es, justamente, donde encaja a nivel de debate el fenómeno de los Adblockerso bloqueadores de publicidad  en internet.

En general, los agentes de la industria publicitaria (entiéndase anunciantes, agencias y medios) parecen estar de acuerdo en que la proliferación de los adblockerses un problema para todos ellos que, lejos de solucionarse, tiende a ir a más. A pesar de algunas iniciativas interesantes como la del buscador Brave– que promete publicidad más rápida y menos intrusiva-, el caso es que nos encontramos ante un panorama ciertamente preocupante para las marcas. Hasta tal punto es así que uno de los principales grupos mundiales de comunicación, Publicis Media, se ha pronunciado de manera rotunda en el sentido que la eclosión de los adblockers debería legislarse para evitar males mayores y que los usos publicitarios deberían limitarse para no generar ese rechazo al que me refería más arriba.

Parece, pues, que en el entorno digital se detecta una cierta tendencia a minusvalorar los recursos necesarios para generar y mantener unos determinados contenidos. Lo curioso es que entendemos claramente que un canal de TV o una emisora de radio introduzca pausas publicitarias para financiarse, pero parece que no nos lo planteamos en un diario digital. Y, es más, nos negamos a menudo a pagar por el consumo de contenidos digitales.

Reconozco que la reflexión final que me planteo está llena de ambivalencias, fruto de mi doble papel como profesor y profesional de publicidad, pero también como consumidor. Por un lado, quizás deberemos irnos acostumbrando a que la excesiva limitación de la publicidad en el ecosistema digital condicionará la obtención de recursos suficientes para generar contenidos de calidad; pero por otro, parece obvio que si hay saturación, la publicidad es menos efectiva y nos genera rechazo: el debate queda abierto para quien quiera apuntarse.

Recientemente, la revista Forbes ha publicado un interesante artículo en el que catorce profesionales del llamado Forbes Agency Counsil ofrecen una serie de recomendaciones para superar este reto; una de ellas me parece imbatible: “sea usted un anunciante ético y haga para los demás lo que quisiera que le hicieran a Ud; cree contenido que le gustaría recibir y mantenga su publicidad en aquellas plataformas que sigan esa misma filosofía”. Creo que voy  a proponer esta discusión a mis estudiantes en una de mis próximas clases.

 

Jordi Botey López, PhD

Soy Profesor Investigador Adjunto en la FCRI- Blanquerna. Imparto asignaturas relacionadas con los Medios Publicitarios y Seminarios especializados en el Grado de Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing de Blanquerna-Universitat Ramon Llull. Más de 30 años en agencias de publicidad dan para mucho y trato de compartir esta experiencia con mis alumnos, eso sí, fomentando su espíritu crítico: me consta que les encanta. Me gusta que me digan que mis exámenes “hacen pensar”… Creo que, así, también aprenden.

Previous post

Anuncis de publicitat gràfica dels projectes de marques personals de professionals o influencers dels estudiants de tercer curs (tarda)

Next post

Visita dels alumnes del seminari d’Eines Digitals a l’agència de publicitat digital Adsmurai.

joseprr


Warning: Division by zero in D:\xampp\htdocs\grau\publicitat\wp-includes\comment-template.php on line 1390