EstratègiaGeneralMarketingOpinióTendències

Bohemian Rhapsody: lecciones de marketing y comunicación publicitaria

Mientras disfrutaba en mi butaca del cine viendo Bohemian Rhapsody, la película sobre el cantante británico Freddie Mercury y su grupo de rock Queen, me daba cuenta de que era un filón. Y no me refiero a los pingües beneficios de taquilla que me imaginaba que iba a obtener, sino a las posibilidades que ofrecía para explotarla en mis clases en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna. Y es que muchas de sus escenas dan juego para conectarlas con aspectos del marketing, el branding o la comunicación publicitaria en general.

La bombilla se me iluminó durante la escena en la que John Reid, que sería representante de Queen, pregunta al grupo qué les diferenciaba del resto de aspirantes a estrellas de rock. Freddie Mercury le responde a modo de speech elevator: “Le diré lo que es, Sr. Reid. Somos cuatro inadaptados que tocamos para otros inadaptados. Para los marginados del fondo de la sala. Que tampoco encajan en la sociedad. Tocamos para ellos”. Utilicemos la terminología que cada uno prefiera, pero la escena da pie para hablar de posicionamiento, propósito de marca o del Golden Circle, la teoría de los círculos concéntricos de Simon Sinek.

A partir de aquí, creo que me olvidé un poco de la película como divertimento de sábado por la tarde y me concentré en la caza y captura de nuevos estímulos para mis clases. Es lo que tiene ser profesor, casi nunca descansas de serlo.

Y así fue como caí en la cuenta de que la película también era un pretexto para hablar sobre el proceso creativo, el potencial de las ideas y la materialización de éstas. La película muestra cómo se fraguó Bohemian Rhapsody, una de las canciones más emblemáticas de Queen, desde la escena en la que Rami Malek, interpretando a Freddie Mercury, insinúa la melodía tocando las primeras notas al piano hasta que meses después, retirado junto a su banda en la campiña galesa en los estudios Rockfield, escribe la letra, la desarrolla y la graban. Es el momento de sugerir a mis alumnas y alumnos que lean Una técnica para producir ideas de James Webb Young y conozcan las 5 etapas que sigue la mente para producir ideas: recogida de la materia prima, digestión mental, incubación, el momento ¡Eureka! y desarrollo de la idea.

Sigamos. La película también es una oportunidad excelente para introduir conceptos del branding. Diferentes escenas a lo largo de Bohemian Rhapsody muestran como Queen va construyendo su marca. Con mis alumnos hablaré de naming, de la elección del nombre ¿Hubiera sido lo mismo si en lugar de Queen se hubieran llamado Grand Dance o The Rich Kids, nombres que parece ser que el grupo había barajado? ¿La narrativa de marca o la identidad visual del grupo -en algunos planos del film se ven diferentes esbozos del escudo de armas y de la tipografía de su logotipo- hubieran sido tan potentes? Intentaremos definir la personalidad de marca de la banda y reflexionaremos sobre su reputación, capaz de sobreponerse a los continuos escándalos e incluso a la muerte del líder cariasmático. Les explicaré el concepto de activación de marca y les propondré que determinen cómo el grupo dinamizaba sus atributos y sus valores en cualquiera de los puntos de contacto con sus fans para ofrecerles una experiencia atractiva y que conectara emocionalmente con ellos. En fin, también hablaremos sobre la necesidad de las marcas de reinventarse y adaptarse a las tendencias y gustos cambiantes de la sociedad -del hard rock a la música disco pasando por el glam rock en el caso de Queen- para seguir estando en el candelero.

Puntualmente, también podemos tratar temas más marquetinianos, por ejemplo los canales de distribución y cómo a veces puede resultar útil saltarse los establecidos como norma. Tras la negativa de la discográfica EMI a lanzar la canción Bohemian Rhapsody como el primer sencillo del disco A Night at the Opera, Freddie Mercury se dirige al disc-jockey de Capital Radio, Kenny Everett, para que la emita por primera vez en su emisora de radio y así crear el caldo de cultivo del éxito posterior de la canción.

O la recreación del concierto Live Aid (1985) que ocupa los veinte minutos finales de la película, será una buena excusa para hablar sobre patrocinio, mecenazgo y captación de fondos. También ese plano en que se observan vasos de Pepsi y de Coca-Cola como atrezo sobre el piano de Freddie Mercury, puede servirme para que pregunte a mis estudiantes si aquello es un caso de product placement o no.

¿Y por qué no hablar sobre la conexión existente entre música y publicidad? Queen es uno de los grupos más utilizados por las marcas en sus anuncios. Precisamente en 2018 la cadena de tiendas John Lewis & Partners  nos regaló esta maravilla de anuncio (ver en YouTube) cuyo tema protagonista era Bohemian  Rhapsody. Sería un buen momento para descubrir las diferencias que existen entre una canción original, una adaptación, un cover o música de librería y qué supone elegir entre uno u otro tipo.

Todavía me dejo cosas pero estoy convencido de que mis futuros alumnos del seminario de este curso del Grado de Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing de Blanquerna-URL descubrirán más conexiones entre la película y el mundo del marketing y la comunicación. ¿Y tú, ya has visto la película? ¿Nos ayudas?

 

Jordi García Soler

Profesor del Grado en Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna (Universidad Ramon Llull). Compagino la docencia con mi actividad profesional en agencias como redactor publicitario, creativo de nombres de marca y experto en branding verbal. Antes, trabajé como lingüista en el TERMCAT, Centro de Terminología.

 

Previous post

Social Selling para encontrar trabajo

Next post

Magrana, una agència de publicitat foodie

joseprr


Warning: Division by zero in D:\xampp\htdocs\grau\publicitat\wp-includes\comment-template.php on line 1417