GeneralNoticiesRecercaTendències

Cómo debería ser el contenido digital

Siempre que una empresa o una marca decide sumergirse en el entorno de las redes sociales, los objetivos son los mismos: likes, shares, impactos, visualizaciones, impresiones, visitas, clicks…; en definitiva ganar la máxima audiéncia de la forma más orgánica posible.

De ahí la verdadera importancia de analizar el contenido y ver cuál es el que mejor funciona. Un estudio realizado por el Growista analiza lo que tienen en común los contenidos que logran conseguir ser compartidos en las redes sociales y describe algunos resultados de dicho estudio. Se analizaron alrededor de 50.000 piezas que fueron compartidas más de 500 veces y se sustrajeron resultados muy interesantes:

 

  1. O mucho éxito o éxito moderado

Lo primero que demostró el estudio es que el comportamiento a la hora de compartir está hiperfragmentado. Es decir, que no hay un término medio: o se consigue mucho éxito (normalmente más de lo esperado) o el éxito es un fracaso total. Realmente existe una especie de barrera, a la que cuesta mucho llegar, pero una vez cruzada, el contenido despega de forma impresionante.

 

  1. El texto sigue siendo el rey

Contradiciendo muchos otros estudios y a la idea de que vivimos en la sociedad de la imagen, éste estudio demuestra que en términos de compartir contenido por las redes sociales, el texto sigue siendo el rey. A este dato también hay que añadirle que el volumen de videos compartidos ha aumentado significativamente, pero el texto sigue ocupando el primer puesto.

 

  1. Los tipos de contenido que tienen más éxito

Cómo se ha comentado anteriormente el top one lo ocupa el texto, pero si que es cierto que algunos tipos de contenidos han sufrido algún cambio respecto al año pasado.

Al texto le siguen los contenidos “listicl”, es decir aquellos que de alguna forma estructuran el contenido en forma de lista. Ejemplos cómo “los mejores o los peores…” o “las 10 cosas que no sabías sobre…”. Sin embrago, este tipo de contenido en comparación con el año pasado, también está bajando lentamente. Lo mismo le ocurre a los contenidos del tipo “how to” o tutoriales. Aquellos en que se explica de forma breve y rápida, cómo realizar algún tipo de acción (normalmente manual o craft).

Otro tipo de contenido que podríamos decir que es el que más ha perdido son las infografías, frente a los videos y el texto, que como hemos dicho lideran la lista.

 

  1. Ya leemos más de dos párrafos.

Bienvenidos a la era de los “longforms”. Las audiencias empiezan a absorber poco a poco textos más largos. Es un proceso paulatino, pero poco a poco se va observando como los textos en un formato más largo empiezan a dar rendimiento. Cada vez menos se aplicará la norma de lo más sintético posible.

Previous post

VISITA DE LAURA VERAZZI, DIRECTORA DE VECTOR C ALS ESTUDIANTS DEL MASTER EN COMUNICACIÓ CORPORATIVA INTEGRAL

Next post

Jane Walker, la versión femenina de Johnnie Walker

Publi


Warning: Division by zero in D:\xampp\htdocs\grau\publicitat\wp-includes\comment-template.php on line 1390